Avisar de contenido inadecuado

Pedagogia de jesus

{
}

Pedagogía de Jesus

El  tema de la pedagogía de Jesús es uno de los más fascinantes en el campo de la educación
religiosa cristiana. Todo lo que hizo Jesús nos apasiona y nos motiva a
realizarlo. Pero así como de fascinante es el tema, así lo son las
expectativas que se tienen con relación al mismo. Todos queremos imitar al
Maestro en su metodología, contenido y autoridad pedagógica.
Son muchos los que creen que si Jesús lo hizo de tal o cual manera también nosotros debemos
hacerlo igual
Ante esto nos preguntamos ¿será adecuado pensar de esta forma? ¿Qué debemos hacer para
emplear efectivamente la pedagogía de Jesús en la iglesia cristiana? ¿Utilizaría
Jesús las mismas técnicas para impartir su enseñanza hoy?
El contexto en el cual se da la experiencia educativa
El contexto en el cual se imparte la educación cristiana es importante. Debemos ver éste no sólo
considerando los acontecimientos sociales, políticos y económicos, sino también
la situación existencial de las personas, sus experiencias y entendimientos de
la fe.
Se hace necesario que la educación cristiana que se imparte en la iglesia haga posible
que el mensaje de Jesús se transmita de una manera clara y pertinente. Se
requiere que se examine cuidadosamente el contexto estableciendo un diálogo con
él. La educación cristiana debe tener como una de sus prioridades el ofrecer
respuestas concretas a los interrogantes que lanza la sociedad.
¿Jesús vino a enseñar?
Es significativo indicar que todos los evangelistas colocan la actividad pedagógica de Jesús
desde el inicio de su ministerio. Marcos nos dice: "Entraron en Capernaúm,
y el sábado entró Jesús en la sinagoga y comenzó a enseñar. Y se admiraban
de su doctrina porque les enseñaba como quien tiene autoridad y no como los
escribas" (Mc 1:21-22). De igual manera los evangelistas finalizan sus
Relatos con una exhortación de Jesús comisionando a sus discípulos a predicar
y a enseñar el mensaje recibido. "Id y haced discípulos a todas las
naciones,... y enseñándoles..." (Mt 28:19-20ª). Mirar los evangelios con
un lente pedagógico podría ser muy revelador e ilustrativo para nuestra práctica
educativa.
En ellos descubrimos que la misión de Jesús, al igual que el de la iglesia, es la de
enseñar.
Aunque los evangelios contienen una cantidad de material histórico-narrativo, examinado
bajo el lente de la primera iglesia, en el momento en que Jesús comienza su
ministerio todo lo que Él hace es motivo de una enseñanza. En sus acciones y
estilos Jesús modela pedagogía y en sus dichos transmite un contenido teológico.
Jesús tomó de las experiencias de la vida cotidiana para hacer de ellas temas de enseñanza
religiosa. Lo que nos ilustra sobre su énfasis como Maestro en la penitencia y
en la aplicación. De las actividades pedagógicas de Jesús podemos extraer
ejemplos sobre las muchas formas en que se puede impartir la enseñanza, las
diferentes maneras en que la gente aprende y de cómo los escenarios modifican
la experiencia educativa.
¿Entendemos la pedagogía de Jesús?
Es medular entender como la práctica pedagógica de Jesús respondió a su contexto. Para
el Maestro, las situaciones concretas de sus discípulos fueron ocasiones para
impartir una enseñanza. Los discípulos fueron dirigidos a encontrar respuestas
dentro del marco de su propia realidad. La actividad pedagógica de Jesús fue
impactante, no sólo por el contenido de sus enseñanzas, sino también por la
viveza educativa que se dio en la misma.
El dinamismo que Jesús le impartió a su enseñanza, la profundidad de sus palabras y los
resultados que ésta produjo fueron impresionantes. Los evangelistas en sus
relatos llenos de dramatismo recogen esa imagen de Jesús como pedagogo.



{
}
{
}

Deja tu comentario Pedagogia de jesus

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre