Avisar de contenido inadecuado

Gastronomía Peruana

{
}
Repasando, después de años, el libro del sacerdote e historiador Francisco López de Gómara titulado ‘Historia General de las Indias’, del que hace tiempo hice algunas anotaciones, ver más abajo, encontré una descripción de Perú y también una valiosa información sobre los alimentos que consumían los pueblos que habitaban aquellas tierras a la llegada de los españoles, que creo de vital importancia para comprender mejor el desarrollo de la gastronomía de aquel país, y de la que tanto especulan muchos reinventando la historia con la intención pueril de dignificar una cocina en auge que no necesita, desde mi punto de vista, pedigrí. Cuando llegaron los españoles lo que llamaban Perú no era la división política que resultó tras la independencia de España, el territorio así conocido estaba formado por las tierras comprendidas entre el río del mismo nombre y una imprecisa franja del actual Chile y donde estaban ubicadas, para mejor comprensión, las ciudades que Gómara enunció de Quito, Cuzco, Charcas, Puerto Viejo, Tumbes, Arequipa, Lima y Chile; dividiendo todo en tres partes: el llano, que era la franja costera, donde casi nunca llovía, las sierras y los Andes. Sobre los habitantes de los llanos y sus costumbres, incluida la alimentación, cuenta que vivían a la intemperie, sin hacer casas, durmiendo sobre camas hechas con caña, juncos, espadañas y otras hierbas semejantes, algo que se comprende al visitar la región y donde el clima es sumamente benigno, falto de lluvias al discurrir los vientos dominantes paralelos a la costa. Cuenta Gómara que los valles de los ríos estaban llenos de árboles frutales, donde sembraban maíz, batatas y otras semillas y raíces. El riego de los campos se hacía por acequias que sacaban de los ríos y también aprovechaban el rocío, exactamente igual que hoy, sembrando y recogiendo la cosecha durante todo el año. Hace especial hincapié, con sorpresa, a las plantaciones de coca con estas palabras: “Siembran así mismo una hierba llamada coca, más estimada para ellos que el oro o el pan, la cual requiere tierra muy caliente, y la llevan a la boca de todos constantemente diciendo que mata la sed y el hambre: cosa admirable, si es verdadera”. Después, con el desarrollo de la química, los humanos, más tarde, inventaron un producto que se esnifaba que nada tiene que ver con este ‘alimento’ del indio, del cual soy un ferviente defensor, ya que es una seña de identidad del pueblo indígena y que tanto ayuda a soportar las duras condiciones de vida del altiplano, como pude comprobar en mi visita a ese país.
{
}
{
}

Deja tu comentario Gastronomía Peruana

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre